“Es urgente modernizar la gestión pública, terminar con la burocracia y el despilfarro. Necesitamos contar con un Estado eficiente, organizado, con adecuados mecanismos para controlar su actividad. Fiscalización rigurosa, cultura de rendición de cuentas y hacer efectivas las responsabilidades”.